Bajando el Barranco de Masca con niños

Bajando el Barranco de Masca con niños
Barranco de Masca

 

Ruta: Tipo Lineal

 

Dificultad: Media-alta

 

Duración: 3, 5 h. aprox
Distancia: 4,5 km aprox

 

Ubicación: Caserío de Masca (Buenavista del Norte)

 

Observaciones: Extremar precauciones en época de lluvias. Protección solar, buen calzado. LLevar abundante líquido.
 
 

 

 
Parroquia Matriz de Santiago del Teide
Una nueva aventura en familia! Todo empieza en Santiago del Teide, donde decidimos dejar nuestro coche aparcado al lado de su Parroquia Matriz San Fernando Rey. En este bello pueblo puedes tener información de la zona, de su cultura, patrimonio, etc. y su enorme vinculación al ámbito volcánico que resulta de gran interés y relevancia para comprender el paisaje de Santiago del Teide. Recientemente han abierto un Centro de visitantes y también al lado de la Parroquia tienen un punto de información turística para cualquier consulta. Si vas con tiempo no sería una mala opción poder disfrutar de este entorno antes de partir. Conoce más sobre Santiago del Teide
En nuestro caso, aprovechamos para entrar a la Parroquia y encomendarnos y pedir fuerzas y ánimo para que todo el descenso de Barranco de Masca se produzca de manera muy positiva y en un ambiente de familia. Es un buen punto de comienzo para nuestra ruta de hoy!

 

Aprovechamos nuestra estancia en Santiago del Teide para adquirir los tickets del barco cuando lleguemos a Masca. Para ello, la empresa Masca express se ha situado estratégicamente en el camino que va hacia Masca así que es muy cómodo comprarlo allí mismo. El valor es de 10 euros por adulto aunque me costó 8 por el % y 4 las niñas. Así que un total de 24 eur y asegurarnos el transporte por el mar. 
 
 
 
 
 
Línea 355. Santiago del Teide-Masca
Enfrente de Trekking Maca Express se encuentra la parada de guaguas que va hacia Masca. Los horarios se pueden consultar en la compañía TITSA y en nuestro caso cogimos la de las 10.35h.
Línea 355: BUENAVISTA -> MASCA -> VALLE SANTIAGO
Hay que estar con algo de antelación ya que es una guagua pequeña y tiene un límite de plazas. El precio es de 1.5 eur aprox y nos lleva directamente hasta el Caserío de Masca con unas impresionantes vistas y serpenteantes curvas que a más de uno le habrá asustado a lo largo de la historia, donde comenzamos el descenso del barranco.
 
Aquí para consultar los horarios.
 

 

 

 

 

Una vez que nos bajamos en el Caserío de Masca ya podemos disfrutar de unas vistas impresionantes. Nos ponemos protección solar a tope y nos nutrimos de agua para comenzar así como compramos algo de fruta (ciruelas) a una persona local que surte a todos los turistas y viajeros que quieran refrescarse. Así. dejamos atrás la Ermita de la Inmaculada Concepción y nos adentramos en un camino empedrado hasta el comienzo de la ruta.

El camino avanza por la vegetación propia de palmeras, pencas y cañaverales que nos acompañarán por casi toda la ruta. Se camina bien por la senda aunque en algunas ocasiones hay que optimizar la agudeza visual y el sentido común, pues en momentos no se sabe que camino elegir, la izquierda o la derecha. El camino no está señalizado 100%. En cualquier caso y después de varios intento-error se continúa descendiendo.

El camino va serpenteando y deja bonitas estampas, atravesamos también pequeños puentes que dejan entrever la fuerza del agua en otras épocas del año y la peligrosidad de bajar el barranco durante fechas invernales.

El agua en el Barranco de Masca

 

Aún en pleno verano, el agua sigue siendo protagonista, y mientras descendemos se oye el runrún del agua que sigue su curso a la par nuestra. En algunos momentos es visible en pequeñas pozas, en otras bajo el espesor del cañaveral y en otras, con “piscinas naturales” que recuerdan que estamos en un lugar único. 

Durante el camino se pueden encontrar diferentes sitios de sombra, ideales para refrescarse y tomarnos una buena instantánea para el recuerdo.

 

 

 

La pendiente es menos acusada y lo observamos mirando hacia arriba, viendo que cada vez, que el barranco de Masca nos engulle con sus enormes paredones y nos hace muy pequeños, pensando que es un paisaje extremadamente frágil en altura y cambiante en el cauce. En algunos momentos parece que la ruta llega a su fin con una vertiente rocosa, agreste, impresionante, con enormes cuevas que nunca han sido contempladas por el hombre pero sorpresa! el cauce gira 180º en su objetivo de alcanzar el mar y vuelta a empezar. Es una aventura total. Cansados pero todavía con ánimos, escuchamos pasos a nuestras espaldas. Un grupo de excursionistas que nos alcanzan en el ecuador de la ruta.

Mis hijas y mi mujer son unas campeonas aunque el sendero va haciendo mella sobre todo en el ánimo y en las ganas de llegar a la playa!, No obstante, encontramos lugares magníficos que incitan al juego, saltando de piedra a piedra, descendiendo peñascos a modo de toboganes, pasos de una pequeña cueva con agua o el encuentro de pozas para refrescarnos los pies y jugar con su musgo que le sirve a una de ellas como “fregona” para su palo. En los momentos más difíciles debido al calor siempre hay que ser positivos!

Refrescando los pies

 

 

Seguimos aprendiendo de nuestro entorno y de todo lo que nos ofrece el Barranco de Masca. Sin lugar a dudas, se trata de un sitio increíble y no defrauda. Los últimos metros de la ruta, lo hacemos alegres pues hemos empezado a escuchar el agua, esta vez, del mar que nos espera con alegría. Después de trepar, descender, y demás cuestiones, llegamos hacia el final del barranco, con la lógica acumulación de cientos de piedras arrastradas y depositadas por la fuerza del agua y que nos recuerda una vez más que estamos llegando a la desembocadura.

Desembocadura del Barranco de Masca

 

 

 

Por fin el mar, la playa, nuestro destino final, lo hemos conseguido!
Family together

Después de un regenerador baño, somos recogido por el transporte de Masca Express. Al final del barranco se encuentran siempre miembros de la empresa y de otra compañía por si alguno necesita transporte directo, así como en el pequeño embarcadero donde te puedes tirar y disfrutar nadando de las aguas cristalinas del lugar mientras contemplas los gigantes acantilados que nos rodean. Un fin de ruta impresionante! que quita todos los dolores que puedas tener!

 

 
De vuelta a los Gigantes por barco en 10 min aprox, se puede ir contemplando la riqueza de la zona, dándote tiempo para pensar en lo importante de la vida, la familia y todo lo que te hace crecer como persona. Sin duda, este lugar tan emblemático, tan singular, tan increíble, te ayuda a conseguirlo!

De vuelta para Santiago del Teide desde Los Gigantes , se puede hacer cogiendo la guagua 462. Les dejo los datos.

Línea 462: GUIA DE ISORA -> A. LOS GIGANTES – POR TAMAIMO

http://www.titsa.com/index.php?accion=linea&IdLinea=462#

Hasta la próxima!

Textos y fotografías: Agustín Dorta Rodríguez
[email protected]

El autor

Agustín Dorta Rodriguez

Agustín Dorta Rodríguez. Casado con Eihelem y padre de 4 criaturas. Geógrafo, investigador de ReinvenTUR de la ULL, enamorado de la vida y de compartir con la familia nuevas aventuras. Sígueme en nuestro canal de Youtube o contacta en el 677771921

Share This